Inicio / Blog / Sergio García y Pablo Larrazábal acechan el liderato en Dubai

28
01.2022

Sergio García y Pablo Larrazábal acechan el liderato en Dubai

El desierto de Dubai, un particular Iwo Jima para el golf español, donde han ganado seis de los jugadores de este país, de Seve a Sergio, amaneció con los mismos colores en la pizarra de líderes en la primera tanda del jueves, día de inicio. En el turno de mañana, mandaron García y Pablo Larrazába con 67 golpes, si bien fueron superados en la tarde por el danés Joachim Hansen (65). El grupo del sudafricano Justin Harding (a un golpe del líder) decidió no jugar el hoyo 18 por falta de luz.

A su rebufo, Sebastián García Rodríguez, Collin Morikawa, que tiene apellido japonés pero es de Los Ángeles, Viktor Hovland o el finlandés Kalle Samooja, también se dejan ver arriba tras firmar 68.

Sergio y Pablo convergieron en el mismo tanteo de forma bien distinta. El de Borriol, 42 años, lo hizo sin errores, con sólo un acierto en los pares 5, con hierros precisos -cuatro de los cinco birdies fueron a menos de dos metros-, emitiendo sensaciones de que se ha quitado todo el óxido que se podía pensar después de seis semanas fuera de la competición. "Estuvo muy bien, incluso la manera de salvar los dos últimos hoyos con viento de izquierda a derecha", contó Sergio.

 

Sergio García, en la primera ronda del Dessert Classic de Dubai

 

El barcelonés, mientras, del 83, lo hizo con tres birdies en los tramos más largos, sólo se le escapó el del hoyo 3 por medio metro, y otros cuatro más que tuvieron su apoteósis en el hoyo 8 embocando un putt desde más de 11 metros. Tuvo un gran efecto moral, porque fue la respuesta al primer bogey del día -luego cometería otro en el 9- porque le dio confianza para los segundos nueve hoyos que los bordó jugando en cuatro bajo par. Es la decimocuarta aparición de Pablo en Dubai. "Los greenes nunca me habían solido tratar bien en este campo, así que estoy agradecido a estos nuevos que son mejores", añadió.

Colapso final de Morikawa

El auge de Larrazábal coincidió con el bache de Morikawa. El estadounidense doble ganador de Majors podria asaltar el número 1 mundial con una victoria esta semana. Salió disparado y llevaba siete birdies después de 11 hoyos. Pero un final trabadísimo, con bogey en tres de los últimos cuatro hoyos, lo apartó del liderato. "Fue un final decepcionante. Pero he visto cosas buenas en el campo en las que he estado trabajando que han salido. Así que, aunque no estoy emocionado, sí estoy contento con el 4 bajo par".

Fuente: Marca

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros de análisis para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como para el análisis de su navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cómo configurar